MÁSTERS DE OKINAWA

KANRYO HIGASHIONA

Nace en Naha, Okinawa, en 1853. Su padre pertenecía a la casta de los Samurai. En ese tiempo era época de crisis, por lo que los samuráis se encontraron en la situación de tener que buscar trabajo como cualquier persona, en lugar de estar enrolados con el gobierno. El padre de Kanryo Higashiona empezó a trabajar como mercader de agua y madera, desplazándose en barca por las diferentes islas del archipiélago de Ryukyu para vender su mercancía.

Kanryo trabajó desde pequeño en el negocio de su padre. Cuando tenía 19 años empezó a entrenar karate con el maestro Aragaki. Avanzó mucho con él, pero en esa época la situación política era difícil ya que Japón pretendía apropiarse de Okinawa. Muchos habitantes emigraron a China y entre ellos estaba Higashiona.

A los 23 años se estableció en Fukien, China, ahí conoció la escuela de boxeo chino del maestro Ryuko. Al principio no le fue permitido entrenar, obligado primero a ejecutar trabajos diversos como hacer el jardín, limpiar, cocinar y otras tareas. Después de un tiempo fue aceptado como discípulo.

El entrenamiento era muy severo, practicó mucho tiempo Sanchin con implementos adicionales, que aún Goju Ryu Karate utiliza. Después de un tiempo se ganó una reputación como uno de los mejores estudiantes del maestro Ryuku. Su técnica preferida era el mae-geri o patada de frente y por ello fue apodado "Higaonna: la pierna". Después de aproximadamente 12 años de entrenamiento regresó a Okinawa. Se corrió la voz de que un gran experto en técnicas de mano chinas estaba en la isla y mucha gente le pidió instrucción.

Empezó a enseñar. No pedía remuneración alguna. Entrenaba a sus alumnos según sus criterios, en condiciones durísimas, tal como el había aprendido. Sólo unos pocos aguantaron. El maestro Higashiona es considerado junto con el maestro Anko Ituso como los más antiguos karatekas de Okinawa. Creó el estilo Naha-te. Murió en 1915.

 

CHOJUN MIYAGI

Nace en Naha, Okinawa, el 25 de abril de 1888. Cuando cumplió 3 años fue adoptado por un tío que le nombró su heredero. Se cuenta que el joven Miyagi era de salud muy delicada, por lo que su abuelo pensó que un entrenamiento marcial le podría dar vigor. A la edad de 14 años lo llevó al maestro Kanryo Higashiona.

Miyagi estudió bajo la tutela de Máster Higashiona durante 13 años hasta la muerte del maestro. Después viajó a China buscando al maestro Ryuku, con quien había estudiado master Higashiona, pero no lo encontró. Decidió quedarse y creó Kata Tensho. Continuó entrenando con los métodos y técnicas aprendidas del maestro Higashiona. Miyagi desarrolló un gran Chikara, es decir una gran fuerza y energía extrema. Cultivando su mente y espíritu, era igual que su maestro: drástico y muy severo en sus entrenamientos.

En 1921 fue elegido para representar en Naha-te una presentación al príncipe Hirohito, dejando impresionados a los visitantes japoneses.

En 1936 vuelve a China para continuar sus entrenamientos, esta vez en Shangai. A su regreso crea las katas gekisai-daichi y gekisai-daini.

Los años que siguieron a la Segunda Guerra Mundial y la ocupación de Okinawa por los aliados fueron un período turbulento en el karate. Entre las pérdidas humanas estaba uno de los hijos de Miyagi y su estudiante más avanzado el Sr. Shinzato. En este período quedó olvidado el entrenamiento mientras que se reconstruía el país. En 1946 Miyagi fue nombrado director de la asociación civil de Okinawa de educación física y reanuda la práctica de las artes marciales, dando instrucción a la academia de policía y en el dojo particular conocido como "El Jardín". En este último lugar estudiaron: Seko Higa, Meitoku Yagi, Seikichi Toguchi, Eiichi Miyazato.

Master Miyagi murió el 8 de octubre de 1953 a la edad de 65 años. Dedicó toda su vida al karate de Okinawa, lo dio a conocer y lo desarrolló hasta convertirlo en un complejo, auténtico arte marcial.

SEKO HIGA

Nació en Okinawa el 8 de noviembre de 1898. Comenzó sus entrenamientos bajo dirección del master Kanryo Higashiona, a la edad de 13 años. Después de la muerte de master Higashiona, continúa entrenando bajo la dirección de master Miyagi, creador del actual Goju-Ryu.

Posteriormente y hasta 1931 fue miembro del cuerpo policial de Naha, del cual se retira para dedicarse de lleno al entrenamiento y enseñanza del karate. Sensei Higa abre su propio dojo en Kumogi, Naha. Este fue uno de los dojos que autorizó master Miyagi para impartir clases. Después de la Segunda Guerra Mundial y tras la desafortunada muerte de su esposa, Seko Higa se va a la casa de su alumno Seikichi Toguchi, alumno de Miyagi también y creador de la organización Shorei-Kan. En 1947, con la ayuda de Seikichi Toguchi, abre un dojo en Itoman-Cho, siendo éste el primer dojo en todo Okinawa después de la Segunda Guerra Mundial.

Sensei Higa era considerado un alumno muy técnico y sus katas preferidas eran Kururunfa y Tensho. En 1952, Miyagi Sensei le nombró director ejecutivo de la Asociación Goju-Ryu. Dos años más tarde es renombrada como Federación Goju-Kai y Sensei Higa se convierte en presidente y Master Toguchi en vice-presidente. Entre sus alumnos más destacados se encuentran, Seikichi Toguchi, Kanki Izumikawa, Teruo Hayashi, Yoshitaka Akamine.

 

SEIKICHI TOGUCHI

Nació el 20 de mayo de 1917 en Naha, Okinawa. Entrenó en el dojo de Sensei Seiko Higa. Esto le permitió practicar directamente con Máster Chojun Miyagi, que asistía regularmente al dojo de Sensei Higa para dirigir las clases.

Máster Toguchi sirvió en la armada japonesa como ingeniero electricista durante la Segunda Guerra Mundial. Después de la guerra regresó a Okinawa y colaboró para reconstruirla. También ayudó al maestro Seiko Higa a construir un dojo en la ciudad de Itoman, siendo éste el primer dojo de karate en abrir sus puertas después de la Segunda Guerra Mundial. Para ese entonces la situación era muy precaria, por lo que su esposa abrió una sala de juegos también en Koza, donde existía una base militar estadounidense. Un episodio de aquella época ilustra la destreza y habilidad de Toguchi para el karate. Cuando su esposa abrió el negocio, una organización japonesa que intimidaba a personas y negocios, se acercó al negocio de los Toguchi y les pidió un pago por protección. Master Toguchi se negó. Una noche fue atacado por sorpresa por varios integrantes de ese grupo, dicen que el resultado fue de tres muertos y 18 gravemente heridos.

El tener que pelear y defenderse fue bastante habitual para los maestros de karate de aquella época; estoy hablando de peleas reales en la calle, También el que adquiría fama como karateka era constantemente retado por otros karatekas y otras personas. Algunos otros maestros de karate tuvieron problemas similares al de Máster Toguchi.

Miyagi Sensei y Seko Higa le trasnmitieron el conocimiento de karate a Máster Toguchi. Después de la muerte de Máster Miyagi, Máster Toguchi creó una organización con metodología para aprender karate: en 1954 le llamó Shorei-Kan en Koza, hoy Okinawa City. Creó las hookiyu, gekihas, kakuhas y Hakutzuru Kata, con sus respectivos bunkai-kumite. Aplicó el Kaisai no Genri, que es la llave que permite el entendimiento de los movimientos de Kata y crear los bunkai kumite También creó el kiso kumite. Creó exámenes para diferenciar las etapas de aprendizaje y conocimiento. En esa misma época comenzó a trabajar con el maestro Sehin Yamaguchi, músico y compositor, para ejecutar katas de karate y kobudo con musica.

En 1961 se dirigió a Japón con el propósito de propagar y difundir el verdadero Goju-Ryu de Okinawa . En ese mismo año se llevó a cabo el primer torneo de karate en Tokio y Máster Toguchi fue invitado. Ahí ejecutó por primera vez en público Kata Seipai, su kata preferida.

Master Toguchi abrió su primer dojo Shorei-Kan (la casa del espiritu cortés) en Koza City. Se abrió otro dojo en Meguro Tokio. En 1963 se hizo la primera demostración en Nakanu Tokio. En 1966 se construyó el Hombu Dojo en Nakanoshimbashi, Shinjuku Tokio, y ahí vivió junto con su esposa.

Master Toguchi murió a la edad de 81 años en Tokio el 31 de agosto de 1998. Él fue el último maestro Bushi, al igual que Miyagi. Bueno pensar en los momentos de iluminación que experimento. Tuve la suerte de entrenar, convivir, conocerle personalmente y es increíble las gran motivacion que obtuve tan solo al estar cerca de él.
( Fernando Ramírez)